Las cifras y los hechos acerca de la malnutrición en el mundo

 

Última actualización: Julio de 2019

Para comentarios y reacciones: : lafaimexpl@gmail.com


Descargar en pdf:    Cifras y hechos.pdf




Las cifras y los hechos acerca de la malnutrición en el mundo



      La alimentación es la base de nuestra vida.  Es a partir de los alimentos que construimos los bloques que forman nuestro cuerpo y la energía necesaria para poder realizar nuestras actividades cotidianas.


En un mundo donde la desigualdad es la regla, esta se presenta también en la alimentación: algunos entre nosotros no comen lo suficiente, y otros comen demasiado.

El hecho de comer en cantidades o calidades inadecuadas (mucho o muy poco con relación a nuestras necesidades biológicas es una fuente de malnutrición.

Hasta hace poco, el mundo se preocupaba principalmente (más en palabras que en actos) del consumo alimentario insuficiente.  El hambre, la subalimentación y la inseguridad alimentaria han sido analizados, estimados y combatidos desde hace bastante tiempo.  Ahora, el comer en exceso (sobrealimentación), el sobrepeso y la obesidad también se han convertido en temas de interés para nosotros.

Hay tres maneras principales para medir la magnitud de la malnutrición:

  1. Indirectamente mediante estimaciones basadas en normas y estadísticas;

  2. Preguntando a las personas sobre su experiencia en el asunto y la percepción que tengan;

  3. Mediante encuestas estadísticas para la medición directa de ciertas características corporales (mediciones antropométricas).

Hace varios decenios que las estadísticas sobre la subalimentación crónica1 son producidas por la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) gracias a la publicación desde 1999 de su reporte insignia llamado SOFI (consultar el primer SOFI, 1999).

En julio de 2019 se publicó el último reporte de la serie SOFI sobre el estado de la inseguridad alimentaria y de la nutrición en el mundo que ahora la FAO publica conjuntamente con el Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), la Organización Mundial de la Salud (OMS), el Programa Mundial de Alimentos (WFP) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (Unicef) dentro de las acciones de seguimiento a los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODD).  El informe estima que al presente para 2018 había en el mundo 820 millones de personas que sufren subalimentación crónica, lo que equivale al 11 % de la población mundial2.  Estas cifras muestran una tendencia reciente al aumento del número de personas afectadas por el hambre al nivel mundial, contrario a las estimaciones a la baja mostradas por las Naciones Unidas durante el período 2002-2013.

Figura 1: Número y porcentaje de personas crónicamente subalimentadas en el mundo desde 2015


  Descargar Figura 1: Figura 1 2019.jpg


En cifras absolutas, Asia continúa siendo, por mucho, el continente con mayor cantidad de personas que sufren de subalimentación crónica (cerca de 514 millones de personas), mientras que África es la región donde la proporción de la población subalimentaras es la más elevada (19.9 % hasta 30.8 % en África del Este).

El aumento mundial estimado en 2018 se confirma al nivel de regiones.  África representa el cambio observado más grande (aumento de 7.5 millones de personas).  Dentro de esta región las Naciones Unidas explican el aumento como «Una combinación de factores, destacando los conflictos y los fenómenos meteorológicos extremos que afectan actualmente a algunos países africanos».  El aumento ha sido más marcado en los países en conflicto y en los que han sido clasificados como más vulnerables a la sequía.  El número de personas subalimentadas en los países afectados por sequías «Ha desde 2012 aumentado en 45.6 %» y ese aumento ha sido mayor que las reducciones en el número de subalimentados en los otros países del continente.

El número total de personas subalimentadas en 2018 es aproximadamente equivalente al de 2010 (ver la figura 1 arriba y la tabla 1 abajo).  Cabe destacar que, desde esa fecha, el número de personas crónicamente subnutridas ha aumentado en más de 56 millones tan solo en África, mientras que en Asia disminuyó casi en la misma cantidad (58 millones). Las cifras en la tabla 1 muestran que África es, con claridad, la región más crítica para revertir esta preocupante tendencia.

La situación se ha degradado en América del Sur, debido principalmente a la desaceleración del crecimiento económico.  La crisis venezolana a tenido un impacto particularmente fuerte sobre las cifras regionales, puesto que la prevalencia de la subalimentación se ha más que triplicado hasta alcanzar 21.2 % para el período 2016 – 2018.

En Asia, la disminución en el número de subalimentados se ha estancado en los años recientes por causa de la situación bélica en el Medio Oriente.


Tabla 1: Estimación del número de personas subalimentadas en el mundo (millones)


* El total no corresponde con la suma aritmética

Fuente: FAO.


Al nivel nacional, los países que han mostrado los peores resultados, como Uganda o Nigeria en África, han visto sus estadísticas deteriorándose aún más.  En Uganda, el número de subalimentados crónicos ha alcanzado los 17.6 millones de personas (41 % de la población total).  En Nigeria, las cifras llegan a 25.6 millones de personas (13.4 % de la población total).  Madagascar y Malaui también muestran un comportamiento negativo.  En el Medio Oriente destaca el Líbano, con 11 % de su población en estado de subalimentación.  Para Jordania las cifras son de 12.2 % (en ambos países se considera el impacto de la población siria que ha buscado refugio), así como Yemen, un país en guerra con 40 % de su población en situación de subalimentación crónica.  No hay datos disponibles para Siria (de haberlos, la situación en la región se vería más deteriorada).

Los «alumnos destacados» que han visto disminuir sus niveles de subalimentación entre 2004-2006 y 2016-2018 son China (que pasó de 206 a 122.4 millones), la India (de 253.9 a 194.4 millones) e Indonesia (de 44.1 a 22 millones).

A las causales presentadas por las Naciones Unidas (guerra, cambio climático y desaceleración económica), es importante añadir las medidas de política agrícola y alimentaria adoptadas por los países, a menudo debidas a la influencia de organizaciones internacionales, en particular instituciones financieras, y grandes multinacionales. Estas políticas, así como las iniciativas dirigidas por los donantes o el sector privado, como AGRA o la Nueva Alianza para la Seguridad Alimentaria y Nutricional, contribuyen a marginar aún más a los productores agrícolas pobres de África al apoyar las grandes inversiones privadas, la penetración de las empresas multinacionales en los mercados de insumos agrícolas (semillas, fertilizantes, plaguicidas) y la digitalización incontrolada de la agricultura [leer].

Es de lamentar que al momento no haya un debate serio entre los responsables nacionales y regionales sobre la validez de estas políticas en relación con el objetivo de erradicar el hambre. La principal preocupación de estos gestores sigue siendo el aumento de la producción, independientemente de sus implicaciones sociales o medioambientales. ¡El enfoque utilizado para producir más no importa, siempre y cuando la producción aumente! Esta idea permanece firme en la mente de los responsables de la toma de decisiones, incluso si las consecuencias de esta posición son más hambre, más éxodo rural, mayor exclusión de una gran parte de la población rural, o si hay serias dudas sobre la sostenibilidad de los resultados obtenidos.


Inseguridad alimentaria severa y moderada, según resultados de encuestas

La importancia de la inseguridad alimentaria severa o moderada se ha medido mediante encuestas de hogares realizadas desde 2004 en 140 países3, en colaboración con la firma Gallup [consultar].

Los resultados obtenidos durante los cinco años en que la encuesta ha sido aplicada muestran que hay un número creciente de personas que han enfrentado una situación de inseguridad alimentaria severa o moderada, sobre todo en África y América Latina y el Caribe.

Como se muestra en la Tabla 2 (ver abajo), en el mundo cerca de una persona en cada once —alrededor de 704 millones de personas— padeció inseguridad alimentaria severa durante 2018.  En África, la relación es próxima a una persona de cada cinco (277 millones de personas) y alrededor de una persona de cada trece en Asia (353.6 millones de personas).  Las mujeres son ligeramente más afectadas que los hombres.


Tabla 2: Número de personas que han vivido una situación de inseguridad alimentaria severa durante el período 2014 – 2018 (millones)

*   América Central y del Sur

** El total no corresponde con la suma aritmética

Fuente: FAO.


En África, el 40 % de las personas que padecían de inseguridad alimentaria severa en 2018 procedían de África del Este, mientras que la situación empeoraba en las otras subregiones del continente.  En Asia, más del 75 % de las personas afectadas viven en Asia del Sur, mientras que en América Latina, el deterioro de la situación se produce sobre todo en América del Sur (principalmente en Venezuela).

La tabla 3 muestra que, en el mundo. un número increíble y cercano a 1.7 millardos de personas han estado en situación de inseguridad alimentaria moderada durante 2018 (cerca de una persona de cada cuatro). En África, esta proporción es de una persona por cada diez (676.1 millones de personas) y cerca de una persona de cada cinco en Asia (929 millones de personas).


Tabla 3: Número de personas que han vivido una situación de inseguridad alimentaria moderada durante el período 2014 – 2018 (millones)


*  América Central y del Sur

** El total no corresponde con la suma aritmética

Fuente: FAO


Figura 2: Concentración y distribución de la inseguridad alimentaria por nivel de severidad en las regiones del mundo en 2018.


Fuente: FAO.

Descargar Figura 2: Regiones.jpg


Es importante notar que los resultados nos muestran que el hambre es un problema que también afecta a los países ricos, lo que es una realidad que por largo tiempo ha estado escondida en las estadísticas mundiales.  Las cifras nos dicen que en 2018 más de 10 millones de personas han experimentado una situación de inseguridad alimentaria severa en los países ricos, siendo 3 millones en los Estados Unidos de América, 1.2 millones en el Reino Unido, 0.8 millones en Japón, 0,.6 millones en Italia y Alemania y 0.5 millones en Francia.

Un número aún mayor de casi 90 millones de personas han experimentado un episodio de inseguridad alimentaria moderada en los países ricos: casi 30 millones en los Estados Unidos, 4.2 millones en Italia, 4.1 millones en Francia, 3.7 millones en el Reino Unido, 3.6 millones en Japón y 3 millones en Alemania. Esto confirma las cifras publicadas por varias ONG que sugieren que había varias decenas de millones de personas crónicamente desnutridas en los países ricos donde la necesidad de programas de asistencia alimentaria ha aumentado considerablemente desde la crisis financiera y económica mundial de 2008 [Revisar].


Más datos sobre la subalimentación como resultado de mediciones directas

Los siguientes datos son el resultado directo de mediciones antropométricas y otras complementarias realizadas en grupos de personas seleccionadas estadísticamente.

  1. Cerca de 149 millones de niños menores de cinco años de edad a través del mundo (25 % del total) padecían retraso en talla (baja talla para la edad).  Este número disminuyó 10% en los últimos seis años;

  2. Cerca de 49.5 millones de niños menores de cinco años fueron afectados por bajo peso (peso muy bajo para su edad).  Alrededor de la mitad vive en Asia del Sur y un cuarto en África Subsahariana.  No sorprende encontrar que estos niños provienen de hogares pobres;

  3. En 2018, África y Asia representaron más del 90 % del total de niños con retardo de crecimiento (que no se recupera) y de niñez con peso insuficiente;

  4. De entre las mujeres de 15 a 49 años, el 32.8 % están afectadas por anemia (más de 600 millones), con las tasas más altas entre las mujeres de África y Asia;

  5. Entre los bebes que nacieron en 2015, 20.5 millones lo hicieron con un bajo peso (nacieron desnutridos).  Esto representó uno de cada siete bebés.


Estadísticas y consideraciones acerca del sobrepeso y la obesidad

  1. Al nivel mundial, la prevalencia del sobrepeso está aumentando en todos los grupos de edad, particularmente en el de los infantes en edad escolar y en los adultos.  El aumento en la incidencia de la obesidad entre los años 2000 y 2016 ha excedido a la del sobrepeso;

  2. La obesidad y el sobrepeso están en aumento en casi todos los países.  Estos padecimientos son responsables de al menos 4 millones anuales de muertos en el mundo;

  3. Más de 40 millones de niños menores de 5 años se encuentran en situación de exceso de peso ponderal (2018). Este número no deja de crecer;

  4. En 2018, el sobrepeso a afectado a 131 millones de niños y niñas entre 5 y 9 años y 207 millones de adolescentes;

  5. África y Asia representan más del 75 % de la niñez con sobrepeso en el mundo;

  6. A través del mundo, la mayoría de niños y niñas en edad escolar no comen suficiente fruta y verdura, pero comen regularmente comida rápida y refrescos azucarados. También carecen de actividad física regular;

  7. En 2018, cerca de 10 de cada 5 adultos (38.9 %) se encontraban en sobrepeso, es decir, 2 mil millones de individuos en el mundo.

Figura 3: Sobrepeso en 2018


            Fuente: FAO

            Descargar: Sobrepeso.jpg


Conclusión

Como una triste ironía, el aumento en el número de personas subalimentadas en el mundo se da mientras al mismo tiempo que las declaraciones y compromisos diversos para erradicar el hambre hacia el año 2030 se multiplicaban en los últimos años [revisar esto y esto].  Esta es una señal negativa sobre el brillante futuro que se nos prometió no hace mucho tiempo, pues las políticas económicas en todo el mundo están llevando a un aumento de la desigualdad [leer].

Los datos más recientes sobre la malnutrición son claros: mientras que el hambre aumenta, el sobrepeso y la obesidad también lo hacen, ¡y a mayor velocidad!  Este es una consecuencia del aumento de la desigualdad en el mundo [revisar esto y esto].

En www.lafaimexpliquee.org pensamos que a menos que cambien las políticas aplicadas por los países en el sentido que hemos señalado repetidamente en este sitio4, no podemos esperar sino una confirmación, a futuro, del deterioro observado en la situación alimentaria mundial, algo que traerá un costo enorme en términos de vidas y de sufrimiento humano.


Materne Maetz                     Traducido por Byron Ponce Segura

(Julio de 2019)                            (Julio de 2019)



--------------------------

  1. 1.Las personas que padecen inseguridad alimentaria crónica no son capaces de satisfacer sus necesidades nutricionales por un extendido período de tiempo.  Esta situación es fundamentalmente diferente de aquellas donde las personas padecen inseguridad alimentaria transitoria, que puede suceder temporalmente durante un período corto de tiempo [FAO].

  2. 2.Las cifras para cada país son calculadas con un algoritmo que usa las siguientes variables: (i) El valor calórico del consumo alimentario individual, derivado de las estadísticas de producción, de comercio institucional y de población; (ii) el coeficiente de variación del consumo individual se deriva de encuestas de hogar o por modelación estadística, y; (iii) las necesidades calóricas diarias mínimas promedio por persona para ciertos niveles de actividad física según la pirámide poblacional por sexo y edad (consultar detalles aquí, anexo 1).

  3. 3.Se entrevista a una muestra estadística de personas sobre su experiencia con la Escala de Experiencia en Inseguridad Alimentaria (EESA en español, FIES en inglés), cubriendo cuatro niveles: 1) incertidumbre sobre su capacidad de acceso a los alimentos; 2) ajustes realizados a la calidad y diversidad de los alimentos; 3) reducción de la calidad y cantidad de los alimentos consumidos mediante la omisión de comidas; 4) reducción de la calidad y cantidad de los alimentos (absteniéndose); y 4) reducción de la cantidad de los alimentos (no hay comida para un día o más).

  4. 4.Consultar: Politiques pour une transition vers des systèmes alimentaires plus durables et plus respectueux du climat 2018, Le climat change, l’alimentation et l’agriculture aussi - Vers une « nouvelle révolution agricole et alimentaire » 2016, y Sept principes pour en finir durablement avec la faim, 2013.

—————————————————

Referencias para mayor información:

  1. FAO, FIDA, WFP, Unicef y OMS, El estado de la seguridad alimentaria y la nutrición en el mundo, 2019. 2019.

  2. Unicef, Malnutrición, 2019 (en inglés).

  3. OMS, Obesidad, sitio web, OMS.

  4. Mathyers, C., Global health risks: mortality and burden of disease attributable to selected major risks, OMS, 2009 (en inglés).


Selección de artículos ya publicados por lafaimexpliquee.org y relacionados con el tema:


  1. La numérisation de l’agriculture en Afrique risque d’accroître l’exclusion et les inégalités, 2019.

  2. Le creusement des inégalités dans le monde constitue une menace pour la stabilité sociale et politique, 2017.

  3. Pourquoi des famines dans un monde d’abondance ? 2017.

  4. La “Nouvelle vision pour l’agriculture” du Forum de Davos est en marche…, 2017.

  5. Comment arrêter la machine mondiale à fabriquer des inégalités ? 2017.

  6. Seguridad alimentaria: - definiciones y causales, 2015.

  7. Sept principes pour en finir durablement avec la faim, 2013.


Otros artículos en nuestra sección «El hambre en el mundo» (en francés).


Des chiffres et des faits sur la malnutrition dans le monde, 2018.

Des chiffres et des faits sur la faim dans le monde 2017.pdf

Des chiffres et des faits sur la faim dans le monde juin 2015.pdf

Des chiffres et des faits sur la faim dans le monde 2014.pdf

Nos commentaires sur le rapport sur l’état de l’insécurité alimentaire dans le monde 2013

Des chiffres et des faits sur la faim dans le monde mars 2013.pdf

Faim dans le monde: quel est le nombre réel de personnes sous-alimentées dans le monde?2013.

Des chiffres et des faits sur la faim dans le monde 2012.pdf